EL RESURGIR DE LA DIOSA
HORRORES DE LA HISTORIA
Parte Sexta
La subordinación producto de la barbarie ejercida desde tiempos remotos a lo masculino, eliminó la figura y el mito de las diosas, dando paso a las “vírgenes”, veneradas sí, pero condicionadas a ser única y exclusivamente madres terrenales de los verdaderos dioses. Este fenómeno milenario va configurando con el paso del tiempo las representaciones de las religiones actuales.
Las fuentes de conocimientos les fue vedado a las mujeres lentamente, se las fue reduciendo a las cocinas, a los quehaceres domésticos, al cuidado de niños y al encierro (ámbito privado) y más tarde a los conventos (ámbito público, pero bajo control de una cúpula sacerdotal concretamente masculina). Lo relevante, lo verdaderamente importante de esta subordinación, no se contempla sino hasta el momento en que se condenó y expropió el cuerpo de la mujer, convirtiéndolo en un mero objeto masculinizado dando mayor importancia a la apariencia externa del mismo –según el patrón de belleza establecido en el contexto histórico- pero enfocado principalmente a su función reproductiva como expuse en otra de las conclusiones y es en esta “invasión-apropiación” donde las instituciones y poderes públicos desde una perspectiva patriarcal ejercen el control más desmesurado sobre el cuerpo y sexualidad femenina adornándolo y adecuándolo en función de la conquista al gusto exclusivamente masculino.
Para un control definitivo de la situación, millones de mujeres fueron detenidas, torturadas, sacrificadas y asesinadas en un espacio de tres siglos, acusadas de ser brujas, curanderas, alquimistas o parteras, de este modo se enterraban los conocimientos adquiridos durante siglos. Algunas mujeres voluntaria o involuntariamente, optaron por la vida monástica ante la posibilidad de aprender a leer y escribir. Mientras, los poderes reguladores como la iglesia y el estado implementaban pautas patriarcales en las sociedades dirigidas a minimizar y encorsetar el rol de la mujer relegadas a una total servidumbre.
De cierta manera todos estos vestigios están llevando, todavía en pequeña escala, a una reinterpretación de la historia de la humanidad, según lo señalan los textos de La Dra. Riane Eisler ‘’ El Cáliz y la Espada ’’, y "El Placer Sagrado’’, en dos tomos; de la escultora e historiadora Merlin Stone, ‘’When God was a Woman’’: ‘’Cuando Dios fue Mujer’’ y el libro de varias autoras, ‘’Del Cielo a la Tierra, Una Antología Feminista’’.
La Dra. Riane Eisler expone la inquietante teoría de que el apogeo de la veneración a María en el siglo XIII fue seguido por una contracorriente cíclica en contra de las mujeres, la cual culminó en el holocausto de los juicios, de las persecuciones y de las ejecuciones por brujería durante los siglos XVI y XVII. A finales del siglo XV, el papa Inocencio VIII declaró que la brujería era herejía. En 1486, dos frailes dominicos publicaron el Malleus Maleficarum, o Martillo de las brujas, manual que se utilizó durante los dos siglos y medio que siguieron. Cerca de nueve millones de personas, la mayoría mujeres, fueron torturadas y sacrificadas denomina la “constelación de creencias y prácticas que hemos aprendido a reconocer como propias de la Diosa”.
“El terror era indescriptible” – escribe Starhawk-, “Una vez denunciada” (...) La mujer sospechosa de brujería era arrestada sorpresivamente, sin aviso, y no regresaba jamás a su casa (...) Se practicaron todas las atrocidades imaginables; el potro, las empulgueras, las “botas” que rompían los huesos de las piernas, las palizas inmisericordes (...) Los cazadores de brujas y los informantes recibían una recompensa por cada condena, y muchos encontraron en esa actividad una carrera lucrativa”.
Fue una época de persecución contra las parteras, las herbolarias, las adivinas, las viudas y las solterotas. Starhawk agrega esta lista las beldades de las aldeanas que rechazaban las propuestas de los señores poderosos. Reinaba el terror absoluto. Toda persona un poco extraña podía ser acusada de brujería y, una vez acusada, corría el riesgo de ser torturada, colgada, quemada viva o, si tenía suerte, estrangulada primero.
“Después de los juicios de 1585, dos aldeas de la diócesis de Traer, en Alemania, quedaron con sólo una mujer cada una”. En algunas aldeas no quedó ni una sola mujer, escribe Starhawk.
Se cree que los juicios de Salem (Massachussets) en 1692, fueron el último hálito de la persecución.
Mientras religiones y creencias señalaban lícitos caminos de evolución espiritual, las "iglesias" (como dice su etimología, "ekklesía": "reunión de hombres"), es decir una institución estructurada desde un solo punto de vista, el masculino, esa creencia es de por sí, una herramienta indispensablemente funcional al Sistema dominante patriarcal.
Una nueva espiritualidad nos ha devuelto a las mujeres el derecho a la libertad de culto, después de largos siglos de continuidad de estar totalmente vedado nos hizo incursionar nuevamente en el origen de lo Divino Femenino, despojándonos del velo que cubría el nexo con nuestro propio génesis. Por fin se esta desintegrando el poder que ejercía una autoridad religiosa masculina o gurú iluminado que definía en qué debemos creer las mujeres y cómo hacerlo.

MARÍA CRISTINA GARAY ANDRADE
Derechos Reservados de Autora


Bibliografía Consultada:




1.- El cáliz y la espada: Dra. Riane Eisler - Nacida en Viena, emigró a Estados Unidos donde estudió sociología y antropología en la Universidad de California, Los Angeles, graduándose con honores y titulándose más tarde de abogada en la misma Universidad.
Es autora de numerosos libros tales como "El cáliz y la Espada", The Partnership Way, Placer Sagrado y Tomorrow's Children (de pronta aparición en español) que aplica el modelo Partnership (relaciones solidarias) a la educación proporcionando una guía de educación desde el jardín de infantes y a lo largo del toda la educación primaria. Todos sus libros han sido considerado por la crítica como un valioso aporte a la humanidad.
Riane Eisler es reconocida internacionalmente como una pensadora original y brillante cuya obra pionera es tal vez el primer estudio que permite una visión integrada de nuestro pasado, presente y futuro. Muchos la han calificado como una moderna mujer del renacimiento.
Ha impulsado campañas para que se legisle a favor de mujeres y niños y su labor como investigadora y educadora ha sido ya reconocida en la Primera Enciclopedia Mundial de la Paz. Sus conferencia en TV, universidades, centros comunitarios, etc., son seguidas con entusiasmo en todos los países que visita. La Dra. Eisler fue galardonada como la única mujer entre veinte grandes pensadores que incluían a Vico, Hegel, Spengler, y Toynbee, Figura en Macrohistoria y Mascrohistoriadores , en reconocimiento a la perdurable importancia de su trabajo.

2.- Megatendencias de la Mujer 2000 – Patricia Aburdene y John Naisbitt (1993

No hay comentarios: